¿Cómo enfrentar los miedos y preocupaciones durante el embarazo?
Confused pregnant woman with question marks on paper stickers on tummy

Los miedos y preocupaciones durante el embarazo son muy frecuentes en la consulta psicológica.

Desde el inicio del embarazo comienza un nuevo equilibrio hormonal, que implica que las madres experimenten mayormente sus emociones, entre ellas, miedos y preocupaciones que se extienden en la mayoría de los casos durante todo el período de gestación.

Los miedos y preocupaciones durante el embarazo son sentimientos normales y frecuentes. No obstante deben mantenerse bajo control, debido a que la tensión producida puede promover complicaciones en el embarazo y ser muy negativa para el bienestar de la madre e impactar en el desarrollo del bebé.

Algunos miedos y preocupaciones por trimestre son los siguientes:

Durante el primer trimestre de embarazo, los miedos están relacionados con tener un aborto, especialmente si hay experiencias anteriores de pérdida o tratamientos de fertilidad. También es una preocupación frecuente la salud del embrión y su crecimiento y desarrollo normal.

Durante el segundo trimestre, los miedos están relacionados con el crecimiento y desarrollo normal del bebé, el no hacer daño al bebé, ya sea a través de algún deporte, comida o medicamento. Además aumenta la ansiedad respecto a los cambios físicos del cuerpo y preocupación por si las madres seguirán siendo atractivas para sus parejas.

En el tercer trimestre, las preocupaciones y temores se intensifican y focalizan ante la proximidad del parto y la llegada del bebé. Esto es muy común, especialmente en madres primerizas. También aparecen preocupaciones por la reinserción laboral y reaparece el miedo a que el bebé no nazca sano.

Te proponemos algunas medidas para enfrentar este período :

  1. Tener información sobre cada etapa del período de gestación y acerca del parto.
  2. Tener información sobre los cambios físicos y psicológicos durante el embarazo.
  3. Confiar en el equipo médico con el que te estás atendiendo.
  4. Realizar los exámenes y ecografías de cada período, solicitadas por tu médico.
  5. Compartir y enfrentar tus preocupaciones con tu pareja, amigos/as y/o familia.
  6. Consultar a un especialista si tus preocupaciones se vuelven intensas y pasas más de dos semanas sin encontrar algún equilibrio.

Consulta nuestra “Guía de Emociones en Equilibrio para Madres Embarazadas” en nuestro blog.

Más
consejos