¿Cómo sé si tengo Depresión? en el período perinatal
Tired Mother Suffering from experiencing postnatal depression. Health care mom motherhood stressful.

La depresión perinatal es un trastorno del estado de ánimo que afecta a las madres durante el embarazo y/o después del parto (período perinatal).

En la mayoría de los casos existe continuidad de los problemas anímicos que vienen desde el embarazo.

Es importante descartar de este cuadro otras patologías médicas que pueden ocurrir durante el embarazo y/o postparto, tales como; anemia, diabetes gestacional, alteración tiroidea, las que a menudo se asocian con síntomas depresivos.

En la mayoría de los casos existe continuidad de los problemas anímicos que vienen desde el embarazo.

Es importante descartar de este cuadro otras patologías médicas que pueden ocurrir durante el embarazo y/o postparto, tales como; anemia, diabetes gestacional, alteración tiroidea, las que a menudo se asocian con síntomas depresivos.

Características

Si bien la depresión requiere ser diagnosticada por un especialista, se caracteriza por los una serie de síntomas tales como; llanto, abatimiento, labilidad emocional, sentimientos de culpa, pérdida de apetito, problemas de sueño y sentimientos de incapacidad de hacer frente a las necesidades del hijo(a), problemas de memoria y concentración, fatiga e irritabilidad. Algunas mujeres pueden manifestar preocupación excesiva por la salud del hijo(a) o verse a sí mismas como malas madres, inadecuadas o poco cariñosas.

Los cambios asociados al trastorno depresivo, pueden ser fácilmente identificables en los ámbitos en los cuales las personas se desenvuelven, ya sea en el contexto familiar, educativo o laboral. Si éstos persisten por más de dos semanas casi todos los días, pueden ser manifestaciones de un cuadro depresivo y por lo tanto es importante consultar a un especialista.

Su origen obedece a factores genéticos y ambientales, tales como; cambios hormonales del embarazo y el parto, demandas físicas y emocionales de cuidar a un nuevo bebé, vivencia de situaciones estresantes ej., a nivel laboral o experiencias traumáticas (ej; duelo, violencia obstétrica, embarazo no deseado, bajo apoyo social y económico, conflictos en la pareja), antecedentes de depresión personales o familiares.

Tratamiento

Dar tratamiento (psiquiátrico y acompañamiento terapéutico) a la depresión perinatal es muy importante, ya que existe evidencia científica de que ésta tiene impactos negativos a nivel del vínculo madre-hijo(a) y el desarrollo infantil, tanto en términos emocionales, conductuales y cognitivos. (debido al cortisol plasmático que se libera).

Respecto a la duración del tratamiento, se recomienda mantener un tratamiento por al menos 12 meses, dentro de los cuales se busca verificar la aparición de cambios hormonales (ej;, el retorno del ciclo menstrual).

Más
consejos