Productividad: Mamá Enfocada, Organizada y con Tiempo para si
Business woman

Ser madre y organizar una serie de actividades para conciliar nuestro ámbitos familiar, laboral y personal puede resultar una tarea muy compleja debido al recurso más escaso que tenemos, que es nuestro tiempo. Sin embargo si ponemos foco tan sólo en este elemento externo, perdemos oportunidad para buscar opciones para gestionarnos a nosotras mismas.

Realizar pequeños cambios cada día que te permitan aproximarte a lo que requieres hacer y tener puede ser una muy buena estrategia si tienes persistencia, de manera de transformarlas en hábitos saludables.

Recomendaciones de acciones productivas

Identifica tu horario de máxima energía (Cronotipo); Es recomendable reservar este momento para tareas exigentes (o incluso desagradables) y no perder tu energía en reuniones inútiles o haciendo tareas basura. Guarda algunas tareas rutinarias para tus momentos de baja energía. Consulta el “Test del Cronotipo” para conocer tu momento de más energía, en nuestro blog.

Deja de ser multitarea, toma más tiempo realizar 2 tareas en forma simultánea que una a la vez.. Con esto el cerebro pierde foco y se desorienta.

Enfócate en tus objetivos y divide tus tareas grandes en pequeñas acciones, lo que hace que sea más fácil de iniciar y da la sensación de efectividad al ir cumpliendo con la realización de ellas.

Organiza y trabaja en bloques de tiempo para la realización de cada tarea, flexibilizando en función de la complejidad de éstas y considerando tu horario de máxima energía.

Trabaja por lotes: agrupa acciones similares en tu lista de tareas. Ej: llamadas telefónicas, correos electrónicos, procesar información de mensajes y peticiones, etc.

Automatiza tus tareas repetitivas.

Elimina el tiempo que gastas en redes sociales, que generan cansancio y saturación.

Haz ejercicio físico y toma pausas, lo que reactivará tu concentración. Algunas personas creen que mejorar la productividad significa que hay que llenar de actividades todos los horarios del día. Esto sólo genera saturación y cansancio.

Come alimentos que mejoren tu capacidad cognitiva; arándanos, nueces y semillas, verduras de hojas verdes, palta, pescado y chocolate negro te pueden ayudar a concentrarte mejor. Alimentos, como el azúcar, tienen un efecto negativo y es mejor no tomarlos.

Cuida tu ambiente de trabajo: esta comprobado que el aroma de tu espacio de trabajo puede influir en tu estado de ánimo y concentración. Prueba con olores cítricos que aumentan el estado de alerta y revitalizan los sentidos, etc. Por otro lado, el orden de tu espacio físico y la temperatura del mismo pueden afectar en tu productividad (se recomienda mantener una temperatura de 21 o 22 grados C.)

¿Qué cambios haz implementado tú?, Por cuál empiezas?

Más
consejos