Reiniciar la vida sexual después del embarazo
Lifestyle. Beautiful couple in bed

“La sexualidad se va construyendo y modulando a lo largo de la vida, va sufriendo cambios y adaptaciones en cada etapa vital”.

En el período del postparto muchas parejas presentan dificultades para reiniciar su vida sexual, por ello es importante que en este período logren establecer gradualmente un nuevo equilibrio en la relación, que demanda comprensión y comunicación  mutua, respetuosa y sin prejuicios.

Luego del postparto es común que las mujeres experimenten una disminución de la libido. Algunas de las razones del bajo deseo sexual en la mujer se relacionan con cambios hormonales, atención focalizada en el bebé, cansancio, depresión, temor al embarazo, no sentirse cómodas con su propio cuerpo, temor al desempeño sexual.

Por su parte los hombres pueden sentir preocupación al pensar que este desinterés sexual de la pareja pueda extenderse en el tiempo o ser permanente. Todo lo cual puede llevar a situaciones de tensión y/o presión para reanudar la vida sexual, generándose conflictos e inseguridades.

Algunas recomendaciones para enfrentar este período son las siguientes:

Tomar conciencia de que la etapa del puerperio es un período de transición que conlleva una serie de cambios físicos, hormonales, psicológicos, sociales y organizativos, que sumado a la llegada del nuevo miembro a la familia, hacen que este período requiera de un tiempo de adaptación a las nuevas condiciones.

Pedir información y orientación a un profesional de la salud acerca de la sexualidad en el postparto ayudará a la pareja a entender los diferentes momentos que irán atravesando.

Propiciar la generación de espacios en la pareja para estar a solas, lo que favorecerá el encuentro, la intimidad emocional y sexual.

Favorecer espacios en la mujer para cultivar el autoerotismo, es decir, comenzar a sentir placer con su propio cuerpo, a través de la experimentación y el redescubrimiento.

Conversar en pareja respecto de los temores, necesidades e inquietudes en torno a la sexualidad para lograr la comprensión mutua y propiciar las condiciones que faciliten y estimulen el redescubrimiento y el deseo sexual.

Favorecer el reinicio de la vida sexual de manera progresiva, experimentando diversas formas de acercamiento que resulten satisfactorias. Promoviendo la importancia del juego sexual, las caricias y la búsqueda de estímulos sexuales placenteros para ambos.

Considerar aspectos prácticos en relación a la salud de la pareja y la madre, tales como asegurar una adecuada cicatrización, uso de un método anticonceptivo si es que se requiere, sentirse física y emocionalmente bien, espacio y tiempo para dedicar a la relación.

Más
consejos