¿Cómo preparar el retorno al trabajo después de ser mamá?
Business mom with daughter working with laptop at home.

Después de ser madres, la reincorporación al mundo laboral puede ser un momento complejo y estresante, tanto para el bebé como para la madre. Por ello es importante preparar la vuelta al trabajo, anticipando una serie de acciones y nuevas rutinas que permitan organizarte y conciliar los ámbitos laboral, familiar y personal, permitiendo con ello disminuir tus grados de incertidumbre y ansiedad y contribuir a tu productividad personal.

Te proponemos los siguientes tips para organizar tu regreso al trabajo y  adaptarte a una nueva rutina

Alimentación

Evaluar la continuidad de la lactancia materna, a través de una jornada laboral reducida o banco de leche para que tu bebé se alimente en tu ausencia.

Bajo consejo de tu pediatra, también puedes consultar por alimentación complementaria.

Cuidado del bebé

Resguardar tener un alto nivel de confianza en el cuidado de tu bebé, ya sea a través de sala cuna o con el cuidador elegido.

Para el caso de la sala cuna; darse el tiempo de pedir recomendaciones, revisar instalaciones, actividades que realizan, formación de los profesionales, certificaciones, etc. Así también es importante considerar incorporar al bebé un tiempo antes de tu ingreso al trabajo para ir evaluando y trabajando la adaptación a la nueva rutina y lugar.

Para el caso del cuidador, asegurar que éste tenga un tiempo previo para conocer al bebé, sus costumbres, conductas de hambre, sueño, entretención, horarios, el manejo de la leche materna y/o alimentación complementaria y cómo administrarla.

Apego

Comienza a trabajar el desapego en forma progresiva, intentando hacer actividades sin la compañía de tu bebé, esto ayudará a que tu hijo se acostumbre a estar con otras personas.

Cuando salgas a trabajar despídete de tu bebé, procura sonreír al decir adiós y transmitir tranquilidad. Dependiendo de la edad, explicar que te vas por unas horas y que volverás después de la comida.

Organización de tareas domésticas

Gestionar un calendario de actividades esenciales que aseguren la continuidad de las rutinas habituales de la casa; alimentación, limpieza, abastecimiento, etc. Procurando delegar en la medida de lo posible dichas responsabilidades con los integrantes de tu familia y/o red de apoyo.

Autocuidado

Tal vez es el ámbito más difícil de incorporar, sin embargo es importante gestionarlo ya que esto interviene directamente en la autoestima, la autoconfianza, en el manejo de las emociones y bienestar general.

Procura darte un tiempo para realizar alguna actividad que te guste y nutra, mantén una rutina de ejercicios, cuida tu presentación personal, medita, practica mindfulness, respira, lee, baila, sonríe. Consulta el artículo “Autoestima, Autoimagen y Autocuidado en el Postparto” en nuestro blog.

Más
consejos